lunes, 9 de noviembre de 2009

La sopa de pollo podría reducir la presión arterial

El colágeno en algunas partes del pollo actúa como medicamento para la hipertensión, señala un estudio

Un estudio reciente señala que la sopa de pollo, que ha sido llamada la penicilina de la abuela por su capacidad para combatir el resfriado, podría también ayudar a reducir la presión arterial.

Investigadores japoneses encontraron que las proteínas del colágeno encontrado en el pollo podían de hecho reducir la presión arterial. Estos colágenos parecen actuar como los medicamentos para la presión arterial llamados inhibidores de la ECA.

Una advertencia es que es el pollo y no el resto de ingredientes de la sopa lo que podría ser medicinal.

"Este estudio sugiere que el colágeno del pollo puede reducir la presión arterial", señaló el Dr. Byron Lee, cardiólogo de la Facultad de medicina de la Universidad de California en San Francisco. "Pero tenga cuidado. La sal que ponemos al pollo y a la sopa podría contrarrestar o revertir este beneficio potencial".

Por ello, Ai Saiga y colegas del Centro de desarrollo e investigación de Nippon Meat Packers Inc. están buscando la manera de usar el colágeno del pollo como medicamento para la presión arterial. Su informe aparecerá en la edición del 22 de octubre de la revista Journal of Agricultural and Food Chemistry.

Estudios anteriores habían encontrado que la carne de pechuga contenía sólo pequeñas cantidades de colágeno, demasiado poca para crear alimentos o medicamentos para la presión arterial alta. Pero los muslos y las patas de pollo contienen mucho más colágeno, dijeron los investigadores.

Para el nuevo estudio, los investigadores tomaron el colágeno de los muslos de pollo y lo examinaron para ver si tenía las mismas propiedades que los inhibidores de la ECA. Encontraron que cuatro proteínas de la carne de pollo tenían colágeno que actuaba como el medicamento.

Cuando administraron estas proteínas a las ratas que reproducían el modelo humano de la presión arterial alta, las proteínas causaban una reducción significativa de la presión arterial, hallaron los investigadores.

"El hidrolizato de colágeno de pollo preparado en este estudio estaba compuesto por alimentos que podrían incorporarse con facilidad a la dieta diaria", escribieron los investigadores. "Al incorporar estos alimentos en las comidas, podremos normalizar la presión arterial sin comprometer la calidad de vida de los que necesitan esos alimentos".

Artículo por HealthDay, traducido por Dr. Tango


Fuente: www.healthfinder.gov